Public Release: 

Una beca de $2 millones acerca la telemedicina a los ninos discapacitados

University of California - Davis Health System

El Departamento de Pediatría de UC Davis recibió una beca por cinco años de $2 millones de la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) destinada a financiar un nuevo programa de telemedicina para niños en comunidades remotas. El programa STARS (asistencia de telefisiatría en las escuelas para servicios terapéuticos y de rehabilitación) brindará atención de fisiatría crítica a niños con parálisis cerebral, espina bífida, lesiones de la médula espinal y otras incapacidades.

La fisiatría es una rama de la medicina centrada en la rehabilitación y la medicina física sin cirugías, que se propone restaurar la habilidad funcional y la calidad de vida de las personas con impedimentos físicos. El equipo cree que el programa STARS cerrará las brechas que existen actualmente en el cuidado, mejorará la calidad de vida de los niños afectados y ahorrará dinero.

"El objetivo del programa STARS es ampliar nuestro alcance", dijo Loren Davidson, profesora clínica asociada y jefa de rehabilitación pediátrica. "El centro médico está a horas de distancia de muchas de las clínicas comunitarias donde brindamos servicio y el personal que podemos mandar a estos centros es limitado. Queremos cerrar la brecha que existe con el proveedor mediante la telemedicina para llegar a estas comunidades de bajos recursos".

Los niños con incapacidades graves reciben atención médica coordinada mediante el Programa de Terapia Médica de Servicios para Niños de California. Durante las clínicas realizadas en las escuelas, los médicos clínicos que visitan la escuela revisan a cada uno de los niños para determinar el mejor tratamiento terapéutico y así evitar las complicaciones y reducir el sufrimiento, prescriben la terapia y los medicamentos más convenientes, y los aparatos, como ortopedia, ortodoncia y sillas de ruedas.

Sin embargo, el sistema no funciona para los niños que viven en comunidades remotas. Hay un número limitado de fisiatras que pueden viajar grandes distancias. Cuando no hay un fisiatra disponible, se inscriben otros médicos para realizar las clínicas. Es posible que estos reemplazos no cuenten con el conocimiento adecuado para brindar una atención integral.

"Uno de nuestros objetivos es enfocarnos en el examen de control de caderas", agregó Davidson. "Los niños con parálisis cerebral tienen un alto riesgo de sufrir luxaciones de cadera. El mejor tratamiento es identificar de manera temprana estos problemas, antes de la dislocación total de la cadera: un cirujano ortopédico puede mantener la cadera en su lugar. Pero cuando el médico que proporciona la supervisión no es un médico especialista en rehabilitación, y no está asociado con el ortopédico pediatra que realiza el control, el examen no se hace".

Además, enviar a los fisiatras a comunidades remotas es muy costoso y destinan menos tiempo a la atención. Cada hora que pasan viajando es una hora que dejan de atender a los pacientes.

"En algunos condados alejados, ni siquiera pueden contratar a un médico, simplemente les dicen a las familias que deben conducir", afirmó James Marcin, jefe de atención pediátrica crítica y director del programa de telemedicina pediátrico del Hospital de Niños UC Davis. "Es una gran carga para los niños y sus familias".

Para solucionar este problema, el programa STARS evaluará si la telemedicina es un método efectivo para brindar atención fisiatra. El programa instalará equipos de teleconferencia seguros en escuelas de los condados de San Joaquin, Butte, Mendocino, Lodi y Fresno. Davidson y otros fisiatras guiarán la evaluación de manera remota y extenderán las recetas y las remisiones que correspondan. El grupo cree que podrá brindar una mejor atención a más niños y evitar muchas de las complicaciones asociadas a estas patologías.

"Las eficiencias que se obtienen con la telemedicina y las instrucciones médicas que podemos proporcionar, pueden ser un punto de inflexión", afirmó Marcin.

Además de brindar atención, la beca también apoyará las investigaciones para determinar cuáles de los enfoques brinda el mayor beneficio para los niños y sus familias. El estudio examinará las tres cohortes: fisiatras que atienden personalmente; profesionales no fisiatras que atienden personalmente; y fisiatras que usan telemedicina. El grupo evaluará si la telemedicina mejora la calidad de la atención, favorece la atención centrada en el paciente y reduce costos.

Pero, por sobre todas las cosas, el grupo espera que estos esfuerzos les ayuden a llegar hasta los niños que necesitan tener acceso a la mejor atención posible.

"Lo más difícil es ver que se obtienen distintos resultados dependiendo de cuán cerca viven los pacientes de un hospital de niños", comentó Davidson. "Ese no debería ser un factor determinante."

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.